En un punto, Becky G fue una superestrella sin seguro médico


Lo que está oculto en la historia del éxito de Becky G es su lucha. Becky comparte que, debido a su carrera como actriz infantil, algunos de sus compañeros de clase le hicieron bullying. No se graduó de la escuela secundaria, sino que abandonó los estudios para centrarse en mantener económicamente a su familia. Así que su educación se debe a otras cosas: a su carrera idiosincrásica, al hecho de que es una lectora voraz (“muchos libros de autoayuda”, confiesa, sonriendo), y a su inteligencia callejera.

“Perdimos nuestra casa con la crisis [financiera] de 2008. Mis padres estaban arruinados y tuvimos que marcar ‘sin hogar’ en nuestras solicitudes de almuerzo. Recuerdo lo vergonzoso que fue que me quitaran el almuerzo por estar en números rojos”, explica, y agrega que su familia tuvo que mudarse al garaje de sus abuelos. A los quince, se convirtió en “la única proveedora” de su familia, un proceso que describe como “parentalización… cuando te conviertes en el confidente emocional de un padre”.

Tras eso, Becky consiguió una serie de papeles excéntricos como actriz y luego, empezó a repuntar su incipiente carrera musical adolescente. Primero en YouTube, grabando covers de rap. Luego, con un contrato con Dr. Luke y su sello discográfico Kemosabe. Estos dieron lugar al sencillo “Shower”, que propulsaría su carrera profesional. Pero podría haberla destruido. En vez de la superestrella en potencia Becky G, podría haber existido la one-hit-wonder Becky G.

“‘Shower’ no fue escrita para mí”, comenta Becky. Cuando le preguntó si fue escrita para una estrella del pop blanca, Becky asiente. “Por lo que recuerdo, sí, absolutamente… Para mí, la lección [fue] que la canción era más grande que yo. Cualquiera podría haberla cantado, pero tuve mucha suerte. Me llevó a tantos lugares. Puedo disfrutarlo ahora”. (R. City, dos de los coautores de la canción, confiesan a Teen Vogue que originalmente fue escrita para Katy Perry, pero ella “nunca la llegó a escuchar”).

Incluso con un éxito Multi-Platino, Becky no sacó un LP en solitario hasta media década después. Mala Santa, lanzada a través de Sony Latin, llegó en 2019. Ese mismo año dejó de grabar en inglés y comenzó a cantar en español. Becky se muestra reacia a hablar sobre los detalles de las “muchas piezas en movimiento” que, para muchos, parecían haber retrasado el despegue de su carrera. (La verdad es que es una situación extremadamente complicada. En 2018, Billboard anunció que Becky había presentado una demanda de $105 millones contra Core Nutrition LLC, la compañía detrás del agua embotellada Core Hydration, de la cual Dr. Luke poseía un gran porcentaje. Según Rolling Stone, Becky había declarado que su papel como portavoz de Core había eclipsado su carrera discográfica y, como informa Variety, alegó que había recibido una parte no equitativa de su patrocinio. Más tarde retiró la demanda, aunque el motivo nunca se hizo público).



Source link

Home  Articles  Disclaimer  Contact Us